17 mar. 2013

Forever young


“El tiempo pasa y no perdona” y otras miles de frases como esa me hunden en un estado de frustración. Todo aquel que me conoce aunque sea un poco, que al  menos ha compartido conmigo, puede decir lo frenética que soy con el asunto del tiempo. El dinero lo gastas pero puedes obtener más, el sexo tiene temporadas buenas o malas pero no se va, una moda pasa pero viene otra, en cambio el tiempo se va por siempre a la mierda y no hay vuelta atrás.  No es que esté obsesionada con quedarme en un día por siempre, deprimida por lo que he hecho con mi tiempo o que quiera volver al pasado, sólo me molesta tener un factor incontrolable que va definiendo mi vida. Sí, sé que eso sonó medio control freak pero saben las personas que en una tarea en grupo prefieren hacer todo y no se arriesgan a que otro la cague? bueno esa soy yo.

Uno de estos viernes pasó entre ron, fumar, amigos, resacas, amores, bailar, bailar y más bailar,  una fiesta con gente genial hasta las 9am, no quiero nunca pensar "ya estoy vieja para esto", fuera satanás, forever young. 


























Cel.